Sexo, Romance y Matrimonio: Critica a texto de Eva Illouz by Paula Mesa Macías

 In Blog

Recientemente leí un artículo de la socióloga y escritora Eva Illouz cuyo titular rezaba que “El sexo, el romance y el matrimonio forman parte del mercado de consumo[1]. Desde el respeto a las ideas de esta profesional, me gustaría comentar algunos aspectos de esta entrevista con los que no estoy de acuerdo, con el fin de fomentar la reflexión y discusión para hacer más accesible el conocimiento.

Ya en la primera pregunta de la entrevista, la socióloga afirma que el hombre se adapta primero a la economía capitalista, por lo que la estructura familiar se convierte en algo opcional para él. Lo que se deriva de esto es que la mujer tardó más en adaptarse al nuevo orden económico, lo que nos remite a esa idea del “trabajador champiñón”, que nace de la nada y no necesita ningún tipo de cuidado para sobrevivir. Pero esos hombres que, adaptados al sistema capitalista, decidieron no hacer uso de la institución del matrimonio, seguían necesitando limpieza, nutrición, apoyo emocional que, en caso de no estar brindado por la estructura familiar (o, mejor dicho, por las mujeres que forman parte de una estructura familiar), debería por fuerza estar brindado por mujeres tan adaptadas al sistema como el mismo hombre que ofrecieran esos servicios como un medio para ganarse la vida. Incluso las mujeres que, integradas en una unidad familiar, ofrecían esos servicios de forma gratuita, ¿no se considerarían parte del sistema, al permitir con su trabajo (aunque no su empleo), el mantenimiento de este orden social?

Al hablar del rol que se le asigna a la maternidad en este contexto, Illouz restringe el alcance del patriarcado al ámbito laboral y declara que, bajo ese orden social, “la paternidad se convirtió en algo mucho menos importante para la definición de la masculinidad”. La realidad es que el patriarcado abarca todas y cada una de las áreas de nuestra vida, tanto personal como profesional, y en este contexto la importancia de la paternidad para la construcción de la figura masculina se deja ver, por ejemplo, en la represión sexual de la mujer, lo que asegura que lxs hijxs nacidxs dentro de una relación formalizada pertenecen biológicamente al varón.

En cuanto a la aparición del concepto de “reloj biológico”, esta se da debido a la incorporación de la mujer al mercado laboral, lo que provoca un retraso en la edad de reproducción, y no porque los hombres hayan dejado de pensar en tener hijxs.

Illouz habla también de la razón por la que es tan difícil encontrar relatos alternativos que no relacionen las historias de las personas que no se han casado con el fracaso, y explica que esto se debe a que “el mercado está impulsado principalmente por aquellos que están en pareja”. Personalmente me inclino más a pensar que esto ocurre más por el mantenimiento del orden social que del mercado de consumo, ya que cada vez son más los negocios orientados a personas solteras que, al no tener normalmente cargas familiares, gozan de un poder adquisitivo mayor.

La socióloga menciona algunas ideas brillantes, como las “comunidades de afecto” o la necesidad de defender el valor social de la mujer fuera de las relaciones románticas, y es una pena que la entrevista quede ensombrecida por las inexactitudes mencionadas arriba.

Paula Mesa Macías

https://www.linkedin.com/in/paulamesamacias/

 

[1] https://www.infobae.com/cultura/2017/08/26/eva-illouz-el-sexo-el-romance-y-el-matrimonio-forman-parte-del-mercado-de-consumo/

Recent Posts

Leave a Comment

Escribenos

Actualmente no estamos conectados, pero puedes dejarnos un mensaje.